Alberto García Alix

El mejor retratista español de su generación. Empujado por la sensación de estar perdiendo el tiempo, entró en un laboratorio y se enamoró de la fotografía. Empezó a exponer en los 80 en las galerías Moriaty, Buades (Madrid) y Portobello (Londres). Premio Nacional de Fotografía en 1999.